Venezuela y su nueva postura pro-criptos, ¿Libertad o control sobre las finanzas descentralizadas?

Venezuela, hace unos años atrás era una nación que mantenía una firme postura en contra de las criptomonedas, considerando su uso y comercio un acto ilegal y penalizable dentro de dicho país, pero durante los últimos años ésta postura ha cambiado drásticamente que en primeras impresiones resulta algo muy bueno para ser cierto.

El cambio se vuelve oficial cuando en 2018 el Presidente de Venezuela Nicolás Maduro, oficializó el uso de criptoactivos dentro del país, a la par del lanzamiento de un Token nacional, el “Petro”.

Desde entonces hasta la actualidad el ecosistema cripto se ha consolidado considerablemente gracias al apoyo de los venezolanos quienes recibieron al dinero digital como una alternativa financiera más estable, segura y confiable que la propia moneda nacional, el Bolívar.

A pesar de las contradicciones en materia legal sobre el dinero digital, éste recurso económico y sus actividades afines (comercio y minería) continúa aumentando dentro del país latinoamericano.

Ésta sensación de aprobación incondicional resultaba demasiado perfecta si se compara con otras naciones donde las leyes buscan restringirlas o de alguna forma controlarlas, pero ha dado ciertos acontecimientos durante el último año, dan a demostrar que esa libertad total sobre el dinero descentralizado no era la intención de las autoridades.

Autoridades a cargo de la economía descentralizada

Es normal pensar que Venezuela pueda alinearse junto con otros países para establecer parámetros específicos para operar con el dinero digital sin que éste siga quitándole el poco protagonismo a la moneda nacional dentro de la economía interna mediante regulaciones.

Pero es válido preguntarse, ¿Es realmente viable que los organismos del estado controlen las actividades relacionadas con las criptomonedas?, desde un punto de vista legal no resulta una mala idea puesto que todas las naciones necesitan regulaciones para encontrar un equilibrio entre la descentralización y los activos fiat, pero socialmente no es la mejor idea dado el historial de ineficiencia de algunas instituciones.

Es posible que el sector más afectado sea el de la minería con su reciente aprobación como una actividad legal, pero que a pesar de ser una gran noticia, tiene aspectos para analizar como la implementación de un Pool Nacional dirigido por el estado, limitando casi en su totalidad la privacidad de los mineros sobre sus actividades y ganancias.

Nicolás Maduro, criptomonedas y sanciones.

A pesar de todos los factores entre el estado y la población, el aspecto más preocupante y que genera incertidumbre es cómo afectará la incursión de las autoridades en el ecosistema cripto desde un punto de vista internacional.

Los actuales dirigentes se encuentran sancionados por EE.UU y en respuesta a ello el pasado 29 de Septiembre promulgaron la “Ley antibloqueos”, la cual se basa en propuestas basadas en el dinero digital, como una medida para evitar las sanciones y que además tiene como principal meta, impulsar al Petro tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

De momento dentro de la nación todas las criptomonedas del mundo tanto nacionales como internacionales y privadas pudieran ser utilizadas en Venezuela, pero el panorama se presta para especular si a futuro el comercio con activos digitales seguirá siendo prospero para los Venezolanos o por el contrario su actividad se podría ver afectada por nuevas sanciones sobre los criptoactivos o Exchanges que ayuden a las autoridades venezolanas a evadir las actuales sanciones con la que ya cuentan.

Criptocurrencias.com no se hace responsable de los comentarios expuestos aquí, las opiniones mostradas, son el análisis del autor. Las inversiones implican un riesgo, para el cual se debe preparar investigando antes de tomar cualquier decisión.

Autor: Viannys Andrade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *