Libertad de las criptomonedas, ¿Realidad o ilusión?

Las criptomonedas, representan el dinero digital de los nuevos tiempos. Desde su creación se han caracterizado por ser un factor muy importante, dado a que es descentralizado, ademas de no ser regulado o respaldado por ningún ente conocido, lo que supone un comercio libre en el sentido literal de la palabra.

Muchos gobiernos han estado en contra de las criptomonedas, e incluso penalizan su uso, debido a que éstas rompen el esquema tradicional de la economía mundial y que además, hasta ahora es un campo que no han podido controlar.

Esto causa mucha controversia en cuanto a su uso y cómo será la permanencia de los criptoactivos, dentro de la sociedad a futuro.


En los últimos años, la sociedad está experimentando un aumento considerable en lo que respecta el uso y adquisición del dinero virtual, por lo que también es cada vez más frecuente ver robos y estafas sobre criptoactivos, haciendo que algunas autoridades, se aprovechen de esta situación y quieran tomar acciones, a fin de proteger de alguna manera a los ciudadanos.

Pero para proteger, los gobiernos deben supervisar y hasta de cierta forma controlar las criptomonedas y todo el mercado que se desarrolla en torno a ellas. Ante estos escenarios nace la interrogante: ¿proteger será solo el inicio para intentar centralizar las criptomonedas?

Para todas las personas, es bien sabido que tanto gobiernos, como instituciones bancarias, rigen el mundo mediante un sistema centralizado, donde las personas no controlan sus finanzas, sino el Estado y cuando surge algo que no es administrado por los funcionarios, buscan la manera de adquirirlo bajo su poder.

En este sentido, algunos ciudadanos podrían estar de acuerdo en que las autoridades establezcan normas o mecanismos para proteger los criptoactivos, pues se daría una mayor sensación de seguridad y el dinero podría estar respaldado, pero otras se cuestionan si vale la pena o no, el cambio de sacrificar la privacidad o la libertad de manipular el dinero virtual sin restricciones o límites.

Un ejemplo muy evidente de esta situación, es el caso del acuerdo en el que Coinbase está vendiendo un software de vigilancia al servicio secreto de los Estados Unidos, mediante un contrato que tendrá una duración de 4 años, por los que ésta billetera, devengará más de 180 mil dólares. El programa tendrá la capacidad de supervisar las transacciones de los usuarios, al igual que el estado de sus criptoactivos y los servicios que utiliza.

De igual forma, algunos gobiernos han comenzado a establecer normas e impuestos para poder utilizar el dinero virtual dentro del país, e incluso comienzan a crear sus propias criptomonedas ligadas en gran medida al esquema centralizado de su economía interna.

Algunas de estas acciones son mostradas ante el público, como medidas justificadas para salvaguardar la seguridad de las personas y proteger la economía interna, pero existe lugar para la especulación de si realmente hay algún trasfondo ante tales intenciones.

Es un hecho que los criptoactivos están comenzando a ser objeto de medidas, en las que se busca su supervisión y controlar algunos aspectos de su funcionamiento.

Para bien o para mal, es un tema muy polémico y que está en desarrollo puesto que el dinero virtual, será clave para el futuro de la economía mundial. Expertos en la materia consideran que puede haber un equilibrio entre la supervisión y la libertad del uso de las criptomonedas, pero es incierto saber si éstas seguirán siendo el dinero libre que todos conocemos en la actualidad, o si eso solo será una ilusión de un elemento más dentro de un esquema centralizado.

Criptocurrencias.com no se hace responsable de los comentarios expuestos aquí, las opiniones mostradas, son el análisis del autor. Las inversiones implican un riesgo, para el cual se debe preparar investigando antes de tomar cualquier decisión.

Autor: Viannys Andrade.