En Venezuela, nuevo operativo militar resulta en la incautación de equipos de criptominería

La inferencia de cuerpos de seguridad venezolanos, dentro de la industria de las criptomonedas, en especial la criptominería, no es un tema nuevo ya que desde su legalización a mediados del año 2019 por parte del Presidente Nicolás Maduro, el volumen de las granjas de minería y mineros particulares se ha incrementado considerablemente.

Sin embargo, para poder disfrutar de ésta actividad en un sentido legal, las personas, empresas o institución interesada en practicar la minería de criptoactivos, deben adquirir las respectivas licencias y permisos que otorga la SUNACRIP, único ente público autorizado dentro del territorio Venezolano para emitir licencias y controlar todos los aspectos referentes a las operaciones que se realicen dentro de la nación con algún tipo de moneda digital; además de establecer un acuerdo con la empresa proveedora del servicio de energía eléctrica para estipular las tarifas del consumo de la electricidad.



En teoría, éste planteamiento del desarrollo de la actividad de minado, podría aparentar ser muy sencilla dentro del país, sin embargo la realidad es muy opuesta, ya que hoy en día un porcentaje de la población prefiere minar criptos de manera clandestina antes de ser foco de atención de actividades ilícitas de funcionarios públicos y policiales.

Por ende, es común que hoy en día, los cuerpos policiales detecten centros ilegales dedicados al minado de criptoactivos, de hecho al momento de ésta publicación, y contando solo lo que va del año 2021, las autoridades venezolanas han logrado decomisar alrededor de 615 equipos de minería digital.

El último lote de equipos incautados por su uso sin licencia, se produjo el pasado 09 de Abril, hecho durante el cual la Guardia Nacional Bolivariana confiscó 76 equipos de tipo ASIC, destinados a la minería de criptomonedas.

Dentro de la nota emitida por el cuerpo de seguridad, no destacan en cual punto de control del país se produjo dicha detención, sin embargo enfatizan que estos equipos eran transportados por el Ciudadano Wilson Eduardo Olivares Ravelo, quien transportaba el cargamento en vehículo de carga marca Ford, modelo Tritón con placas A50B1N, color blanco con destino a la ciudad de Puerto Ordaz, Estado Bolívar.

Criptocurrencias.com no se hace responsable de los comentarios expuestos aquí, las opiniones mostradas, son el análisis del autor. Las inversiones implican un riesgo, para el cual se debe preparar investigando antes de tomar cualquier decisión.

Autor: Viannys Andrade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *