¿Alcista y bajista? el “Deja vu” del Bitcoin

Hace poco más de una década, el panorama financiero cambió completamente cuando se introdujo el denominado dinero descentralizado con la llegada del primer criptoactivo “Bitcoin”, desde entonces un nuevo ecosistema económico ha crecido a nivel mundial ganando adeptos a un ritmo exponencial cada año.

Dentro del ecosistema cripto, tanto el Bitcoin como sus equivalentes, se han consolidado bajo una cualidad que lo distingue notoriamente respecto al dinero tradicional, el factor “Volatilidad”, una característica con cierto nivel de complejidad y que en días recientes ha causado mucho revuelo entre los usuarios de las criptomonedas.

Bitcoin y la descentralización

Para entender por qué el precio de los activos digitales es tan variado, se debe comprender a detalle su esencia y como es percibida dentro del mercado actual.

El Bitcoin es un tipo de moneda digital (criptomoneda), con valor comercial y uso real, es decir que se puede utilizar como medio de intercambio para ahorrar o pagar por bienes y servicios, pero que a diferencia de otros activos como el Dólar o el Euro, el Bitcoin no existe físicamente, ni la controla ni le pertenece a ningún país, ni siquiera a su creador, por lo que su mera existencia y permanencia dentro del mercado depende de la credibilidad que tenga y el respaldo de sus usuarios.

Ahora, teniendo esto en cuenta ¿Por qué su precio no es constante durante los últimos meses? Éste fenómeno ocurre por diversos factores internos y externos al mercado de las criptomonedas.

Uno de los más evidentes impulsores, de la popularidad y crecimiento de cualquier cripto ha sido la necesidad de escapar de las deficiencias del dinero tradicional, otro factor también importante ha sido la publicidad de grandes empresarios y personalidades internacionales como artistas.

Tal es el caso, de meses atrás cuando el Bitcoin recibió el apoyo del Ceo de Tesla “Elon Musk” al aceptarlo dentro de su empresa como medio de pago, esto más la tendencia alcista que venía cosechando el criptoactivo lo impulsó a superar su máximo histórico hasta llegar a valores por encima de los $64.000, pero también puede ser un arma de doble filo y condenar una moneda digital hacia el fracaso.

Musk y China contra las criptomonedas.

Durante las últimas semanas, el primer cripto del mercado ha revertido su tendencia alcista haciendo que el criptoactivo disminuyera en más de la mitad de su precio (por debajo de los $32.000).

¿Qué impulsa ésta caída?

El primer motivo, fueron las duras criticas de Elon Musk hacia el BTC, catalogándola como un activo poco amigable con el medio ambiente, además de la prohibición de la criptominería y operaciones realizadas con el Bitcoin dentro de China (una de las mayores potencias del mundo y que alberga los volúmenes más altos de minería y traders de BTC).

La mala imagen que han generado estos anuncios, causa una desmotivación en un alto porcentaje de los usuarios de ésta criptomoneda y ante el miedo de poseer un activo con mala fama o que podría dejar de ser útil, deciden deshacerse de él y/o venderlo, la actual tendencia bajista se deje a la alta oferta y poca demanda.

Aunque ésta no es la primera vez que ocurre, ya un panorama similar había ocurrido en el año 2017 cuando alcanzó los $19.600 y un año después en 2018 tocó fondo en $3.000.

Se podría especular, que en base a la historia, el Bitcoin estaría repitiendo un patrón antes de volver a repuntar su valor, ya que a diferencia del 2017 – 2018 en ésta oportunidad el cripto cuenta con el respaldo de grandes empresas como Mastercard, Bank of New York Mellon y PayPal, que basan muchos de sus servicios principalmente en BTC, a demás de que en la nueva realidad social el uso de activos digitales es mucho más relevante que años atrás.

Criptocurrencias.com no se hace responsable de los comentarios expuestos aquí, las opiniones mostradas, son el análisis del autor. Las inversiones implican un riesgo, para el cual se debe preparar investigando antes de tomar cualquier decisión.

Autor: Viannys Andrade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *