Hackeos, estafas, esquemas Ponzi y fraudes con criptomonedas se impulsan durante pandemia

border bs:0 bc:#000000 ps:0 pc:#eeeeee es:0 ec:#000000 ck:500d02a4f1f1d7497340cc586896bf11

Sin lugar a dudas, la primera mitad del año ha dado mucho de qué hablar en materia de seguridad digital y Blockchain: continúan robando millones de dólares con el término “coronavirus” preferido hoy día por los hackers para enmascarar cientos de operaciones criminales criptográficas.

El 2020 está en camino a convertirse en el segundo año con las cifras más altas en robos de criptomonedas, según el informe de CipherTrace. En los primeros cinco meses de 2020, los robos de criptomonedas, los piratas informáticos y los fraudes acumularon USD $ 1,36 mil millones.

El récord era de 019 (USD $ 4,5 mil millones provenientes de crímenes con criptomonedas).

Similar al año pasado, la tendencia predominante en 2020 es el fraude y la apropiación indebida.

De los USD $ 1,36 mil millones robados, las empresas fraudulentas, estafas y esquemas Ponzi que operan con activos digitales representan 98% del valor total; mientras que la piratería informática el 2% restante.

El total de fondos acumulados por fraude y malversación de este año provienen en gran medida de una sola estafa: Wotoken.

Presuntamente vinculado con el esquema Ponzi PlusToken, Wotoken es una estafa china que ha logrado obtener unos 1 mil millones de dólares en criptomonedas de más de 715.000 víctimas.

Hay un país latinoamericano donde las criptomonedas están en una “zona gris”

La estafa se caracterizó por alegar la generación de ganancias mediante el empleo de robots de trading algorítmico, ofreciendo a los afiliados comisiones por referencia. Sin embargo, como en la mayoría de las estafas de esquemas Ponzi, el software de trading anunciado nunca existió.

Wotoken estuvo activo desde julio de 2018 hasta finales de 2019, pero, así como ocurre con otros fraudes de su tipo, algunas páginas web o redes sociales asociadas continúan operando.

Con información de diariobitcoin.com